portada-ambiente-y-color
portada-ambiente-y-color
portada-ambiente-y-color

Rodeada de un bosque tropical seco y con una estupenda vista al mar, la casa Pacific Breeze se encuentra en las colinas de Nosara, en la provincia Guanacaste de Costa Rica. Con esta privilegiada ubicación, el hogar no solo respira la fresca brisa marina que fluye de manera natural por todos sus espacios, sino que es totalmente autosustentable.

El arquitecto Lucca Spendlingwimmer, de Salagnac Arquitectos y encargado de desarrollar este proyecto, explica que los ejes centrales de orientación y distribución de la casa fueron siempre las vistas espectaculares. Desde allí se logra ver casi por completo la famosa Playa Guiones e incluso los cientos de surfistas que hacen maromas en las olas.

Como parte de su filosofía de trabajo, esta firma de arquitectos insiste en la importancia de adaptar los proyectos al terreno, y este es un ejemplo de ello, ya que la casa está adaptada a la colina y no impuesta. Aprovechando el desnivel natural se mantuvo el área privada familiar en el segundo nivel, mientras el área social, las terrazas y la piscina, en un nivel inferior conectadas a los jardines.

La residencia es de estilo tropical contemporáneo y combina el diseño minimalista de líneas definidas, acabados poco decorados y uso de vidrio en contraste con materiales naturales locales, como madera de teca y piedra de río. Es un proyecto que refleja modernidad en un entorno natural y que gracias al uso de materiales locales, mantiene un espíritu único y una comunicación de respeto hacia el entorno.

El acceso principal es un espacio de doble altura que distribuye a toda la casa. Es el pulmón de la vivienda y a través de sus altas paredes ventiladas, entra la brisa del mar que recorre los pasillos y aposentos, manteniendo una constante ventilación natural que  se renueva gracias a sus sistemas bioclimáticos de ventilación.

Para quienes viven en países tropicales y usan acondicionadores de aire en forma permanente, resulta casi inconcebible pensar en una vivienda que se ventile de forma natural y que mantenga el confort de sus habitantes, sin necesidad de consumir energía eléctrica. Para esta firma de arquitectos, esa es la manera correcta de diseñar, no solo por el bien del planeta sino también por el bienestar de sus clientes.

El proyecto cuenta con un sistema de 60 paneles solares que generan el 100% de la energía que consume la casa, la piscina y la casa de visitas, utilizando como reserva por la noche la red eléctrica pública. Este modelo desarrollado en Costa Rica hace apenas unos años, permite ahorrar en uso de baterías para almacenamiento y contribuye con la generación privada de electricidad con fuentes de energía limpias. El país apunta a ser carbono neutral para el año 2021 y estas iniciativas son un gran aporte para cumplir dicho objetivo.

Sin duda, se logró un proyecto que reúne complementos de arquitectura tropical contemporánea, y donde las características espaciales de aire actual conviven en armonía con la naturaleza y la conciencia ambiental de sus habitantes.

Este proyecto estuvo a cargo de los arquitectos Lucca Spendlingwimmer y Evangelina Quesada, de Salagnac Arquitectos. Para contactarlos, visite su página

www.salagnacarquitectos.com.

Artículos relacionados