La Casa Firmamento, ubicada en Jalisco, México, está llena de cosas inusuales. Primero, el terreno. La residencia está en un terreno comprado en los años 70, pero hasta ahora su propietario decidió construir. Es muy raro que alguien compre un terreno y tarde 30 o 40 años en construirlo… pero este es el caso.

Segundo, no es normal que una pareja de la tercera edad se haga una casa nueva con todos los muebles nuevos. Y tercero, no es frecuente que se haga una casa en una sola planta, pero como es una pareja de la tercera edad, así se hizo.

Tampoco es común que en el frente de la casa se deje al frente un espacio generoso para una plaza y un jardín a ser entregado a la calle, abonado al espacio público en vez de aprovecharlo como un jardín privado. Como los propietarios no tienen niños pequeños, no requieren de un jardín posterior para que alguien juegue. Y como en la parte trasera la casa colinda con campo de golf, lo que sobra son espacios verdes… Es por ello que no les importó dar una plaza y un jardín público a la calle, lo que hace que este proyecto sea muy particular.

Por lo demás, estas condiciones tan especiales dictan el partido de la casa, el cual hace que los espacios más importantes en los que se mueve esta pareja durante todo el día den al campo de golf. Es así como la cocina, la sala, el comedor, el estudio, la recámara y las terrazas dan a la calle, y solamente las dos recámaras de visitas (donde eventualmente se quedan los nietos), no dan al campo de golf.

Las cocheras tienen acceso lateral, de tal suerte que los vehículos no forman parte de la fachada, pero están al mismo nivel. Tanto el patio como este acceso, generan una remembranza de lo que eran los zaguanes en las casas tapatías. Este espacio de transición entre el exterior y el interior lleva a un vestíbulo que tiene una pieza muy particular del artista plástico Adrián Guerrero. El área tiene una serie de perforaciones sobre la losa que dejan pasar la luz del sol y a veces la de la luna, las cuales en ocasiones se alcanzan a reflejar en el piso y recrean el firmamento en la fecha de nacimiento del propietario de la casa. Sin duda, eso es un homenaje a él y es lo que da nombre a la residencia.

Casa Firmamento es un proyecto del arquitecto Ricardo Agraz, de Agraz Arquitectos SC. Contaron con Gabriela Villarreal como gerente de proyecto, y la construcción estuvo a cargo de Constructora DIO – Arquitectura, Edificación, Inversión, y los arquitectos José Luis Navarro López y Nicolás Orozco Díaz. Para contactar a la firma, acceda http://agrazarquitectos.com/

Artículos relacionados