panorama-revista-ambiente-y-color

El interés por el diseño de interiores y por el dibujo nació en Cristina Villalón, desde su niñez. A menudo redecoraba su dormitorio y las paredes servían para exponer sus dibujos, como si fuera una galería.

Así daba rienda suelta a su inventiva y se encaminó hacia Los Ángeles, California, para estudiar un bachillerato en Historia del Arte en el Pitzer College. Luego se trasladó a Brooklyn en Nueva York para completar una maestría en Ciencias, con énfasis en Diseño de Interiores, en el Pratt Institute. Reforzó su preparación académica en la Escuela Danesa de Diseño y en la Universidad de Copenhage en Dinamarca.

Hoy describe su estilo como contemporáneo, acogedor y atemporal, el cual no se rige por modas ni por las tendencias de cada temporada. “Para mí es importante que los espacios sean vivibles y funcionales, además de bonitos. No le tengo miedo al uso del color y siempre trato de escoger un color como punto de partida para las armonías”, expresa Villalón, fundadora y principal diseñadora de interiores de Álvarez-Díaz & Villalón.

Al crear sus diseños, su meta es que el cliente sienta el calor de su hogar tan pronto llega a este y se identifique con los colores y la decoración. Para lograr esa conexión, primero analiza el estilo de vida de la persona.

Después busca imágenes “que caractericen el look and feel que quisiera capturar. Luego de hacer eso, busco un elemento que sirva como punto de partida para el diseño. A veces es el piso, un textil o aplicación de pared. El diseño va creciendo de ahí. De ahí voy añadiendo layering, asegurándome que todo haga armonía con ese primer elemento y que el diseño vaya a tono con el look and feel establecido en un principio”, detalla la galardonada con el premio Benjamin Moore en 2008.

Fascinada con el estilo de Kelly Hoppen, diseñadora británica, Villalón reconoce que su trabajo refleja influencias de ella. “A nivel de carrera, mi esposo, el arquitecto Ricardo Álvarez Díaz ha sido una influencia bien importante en mi carrera desde su inicio”, agrega quien también ha realizado proyectos en Estados Unidos, Panamá, República Dominicana y Venezuela.

Comparte sus conocimientos en seminarios y charlas porque le permite impulsar el progreso de la industria de diseño de interiores y motiva a los diseñadores noveles a mejorarla. Su futuro es halagador, puesto que a corto plazo continuará ejerciendo su profesión junto a un equipo de trabajo afín con su ideología y sensibilidad.

“A largo plazo, los sueños no tienen límites. Quisiera escribir un libro, establecer una marca global y crecerla, e impactar muchas vidas a través del diseño. Quiero ser parte del crecimiento de las industrias creativas en Puerto Rico. Que eventualmente Puerto Rico sea sinónimo del buen diseño”, afirmó Villalón, cuyos trabajos fueron reseñados en el libro The Best of Residential Architecture and Design, publicado por Interior Design.

Artículos relacionados