Ambiente-interior-usa-ambiente-y-color

Este proyecto consiste en la renovación de una casa construida en la década de 1940 y que sufrió una adición desafortunada 40 años después. Los principales objetivos del proyecto fueron restaurar el vocabulario original del exterior, mientras se transformaban los interiores para traer más luz y ofrecer una mejor conexión con un patio trasero rediseñado. Una paleta simple de materiales mantiene un equilibrio entre los aspectos tradicionales de la casa original y las actualizaciones modernas.

Localizada en un barrio histórico de la ciudad de Austin en Texas, Estados Unidos, la fachada de la casa permaneció sin cambios en su mayor parte, dejando la elevación posterior de la casa abierta a las alteraciones más dramáticas. Se reemplazaron las ventanas de piso a techo, una gran chimenea y puertas francesas en el salón familiar. Por otro lado, ventanas operables abrieron la cocina al patio, y tres puertas corredizas de cristal transformaron la extensión de la terraza y la piscina.

Los arquitectos abrieron el patio alineando una piscina de entrenamiento nueva con las nuevas puertas corredizas de cristal. Con la instalación de tres espacios diferentes en el patio se aprovechó al máximo el nuevo diseño de este. El área del patio más cercana a la casa ofrece un espacio para descansar y tomar el sol, mientras el patio lateral posee una fuente que lo convierte en un lugar tranquilo ideal para meditar. El área cubierta detrás del garaje cuenta con espacio para cocinar al aire libre, chimenea y una pantalla de proyección. Una escultura de Sol Lewitt provee un punto focal geométrico llamativo que se puede ver desde las habitaciones principales del hogar.

Para lograr que los interiores de la residencia fueran limpios, equilibrados y dar continuidad al diseño, se recurrió a usar paredes blancas de “gypsum board” combinadas con materiales cuidadosamente seleccionados que se usaron en varias ocasiones en los distintos espacios.

Se utilizó madera extensivamente en el interior y el exterior de la casa, incluyendo los pasamanos de escaleras, el techo y los pisos del baño principal y las paredes y gabinetes de la habitación de huéspedes. El acabado principal en el interior es el acero inoxidable, mientras que la piedra natural y el mármol de Carrara se utilizaron para los topes de cocina, la chimenea y los topes de baño.

La paleta de materiales para el exterior de la casa es simple. Se utilizó revestimiento de madera pintado de blanco en el exterior y techo de metal gris Kynar. Las estructuras metálicas expuesta se pintaron para emparejar, mientras que el metal Kynar se usó para envolver la chimenea, la protuberancia de una ventana en la parte trasera de la casa, las dos paredes laterales a la entrada y las puertas del garaje. Mientras tanto, las losas Pennsylvania “bluestone” se usaron en los patios y en el borde de la piscina.

Este proyecto estuvo a cargo de Miró Rivera Architects, del español Juan Miró y el puertorriqueño Miguel Rivera. Para contactarlos, visite: www.mirorivera.com.

Artículos relacionados