Superado solo por Canadá, Colombia fue seleccionado como el segundo mejor país para viajar durante 2017 por la guía para viajeros Lonely Planet. Su clasificación anual, construida a partir de las recomendaciones de sus expertos en viajes, completó la lista de diez países con Finlandia, Dominica, Nepal, Bermudas, Mongolia, Omán, Myanmar y Etiopía.

Aunque en un momento dado Colombia atravesó tiempos sumamente difíciles y no posee ninguno de los lugares considerados como maravillas del mundo, el portal destaca que el país ha evolucionado en la pasada década y ya no es un lugar solo para viajeros “hardcore” o atrevidos. Aseguran que ahora se ha convertido en un sitio acogedor, gracias a su vibrante mezcla de cultura, naturaleza y hospitalidad. De hecho, es el único país sudamericano incluido en la lista de Lonely Panet, una de las guías más usadas por viajeros alrededor del mundo.

En este país encontrará desde ciudades coloniales y restos de civilizaciones misteriosas, hasta selvas tropicales, montañas con cimas nevadas y hermosas playas, entre muchas otras atracciones.

Para que tenga una idea de algunas de las bellezas de Colombia, conocido como el país del Realismo Mágico, a continuación compartimos unas pocas.

Ciudad de Cartagena – Con un casco antiguo amurallado, esta ciudad posee preciosas calles, iglesias, plazas y mansiones construidas por los españoles. Es como adentrarse en una novela de Gabriel García Márquez.

Ciudad Perdida – Se trata de una emocionante excursión por la selva a través de algunos de los paisajes tropicales. El impresionante destino es una antigua ciudad perdida en lo profundo de las montañas.

Caño Cristales – Un precioso cañón fluvial rodeado de selva y terreno montañoso, es uno de los espectáculos naturales más fabulosos de Colombia: un río lleno de los colores del arcoíris.

Museos de Bogotá – Uno de los más conocidos es el Museo del Oro, pero hay muchos otros para visitar donde podrá ver obras de Botero, espadas bolivarianas y hasta helicópteros presidenciales, entre otras cosas.

Refugios en el Amazonas – La parte colombiana del Amazonas ¡es más grande que Alemania! Allí puede alojarse en el Parque Nacional Natural Amacayacu y a lo largo del río Yavarí, donde se pueden ver la mayor variedad de ecosistemas. Además, podrá nadar con delfines, pescar pirañas y ver caimanes, monos y ranas.

Observación de aves – Colombia cuenta con 1,876 especies de aves. Los montes andinos están llenos de colibríes (más de 160 especies), la selva amazónica rebosa de tucanes, loros y guacamayos, y el Parque Nacional de Puracé es el hogar de los cóndores. El mejor lugar para observar aves es el Cerro Montezuma, en el Parque Nacional de Tatamá, que posee una mezcla de pájaros andinos, con especies autóctonas regionales y raros ejemplares.
Senderismo – Varios lugares únicos son ideales para hacer excursiones, como Güican-El Cocou, un sendero largo de alta montaña, en su mayor parte por encima de los 4,000 m. También está Ciudad Perdida, con una ruta que conlleva una caminata de varios días por la selva y varios ríos, el Volcán Puracé y los Farallones de Cali, entre muchos otros.

Parques nacionales – Con un 12% de su territorio dedicado a una red de Parques Nacionales Naturales (PNN), hay unas 60 áreas protegidas con praderas tropicales, aguas frescas, picos andinos y la extensa selva amazónica. Algunos recomendados son: El PNN de Tayrona, a los pies de la Sierra Nevada de Santa Marta; el PNN de Sierra de La Macarena, hoy día hogar del espectacular Caño Cristales; y el PNN de El Cocuy, un ecosistema de páramo con valles glaciares, altiplanicies, lagos y cimas dentadas.

Fuentes: Lonely Planet y www.colombia.travel/realismomagico.

Artículos relacionados