5ST_DesignStoreTOP-FIVE-re

En ocasiones adquirimos obras de arte o cuadros con formas y dimensiones variadas, y muchas veces surge la necesidad de agrupar varias de estas en una misma pared. La guía para decidir qué obra colocar junto a otra, se basa en un sentido individual de percepción visual.

Las obras de arte se consideran libres en su expresión y colocación, ya que cada una de ellas ofrece al coleccionista o propietario un sentido de carácter individual. Esto implica el significado emocional que haya podido expresar el artista y la sensibilidad e interpretación de quien haya adquirido la obra. El interiorista, mediante entrevistas con el propietario de las obras, logra combinar el balance visual con relación al espacio para lograr que cada obra se destaque y pueda transmitir su lenguaje silencioso al espectador.

La selección del área para la colocación de una obra de arte es completamente libre y no está limitada a la temática, color o diseño de un área, contrario a los cuadros de carácter comercial. La colocación de un conjunto de obras se basa en el balance, la proporción y el peso visual analizado desde una perspectiva global, con el objetivo de que estas proyecten su máxima expresión. En el diseño de interiores estos principios no están limitados a reglas inflexibles, sino que por lo general se rigen por el criterio de cada profesional.

Al disponerse a distribuir obras de arte, existen algunas guías básicas que se pueden considerar para lograr un buen balance visual. Las piezas de mayor tamaño, al igual las que proyectan mayor peso visual (ya sea por color o la cantidad de elementos expresados en la obra), preferiblemente deben ubicarse en la parte inferior de la agrupación. Al colocarse una obra de gran tamaño sobre una consola, asegúrese de que esta no sobrepase el ancho total del mueble.

Es importante mencionar que el enmarcado debe guardar una relación con la obra de arte, pero al mismo tiempo no debe competir con la proyección visual de la obra. Al momento de agrupar varios cuadros no es necesario que estén enmarcados de igual manera, a excepción de que se trate de una serie.

Una de las tendencias en diseño de interiores es el uso de marcos rectos y planos con ningún o muy poco diseño. Hay un resurgir del uso de la madera, algunas de estas con efectos de desgaste. Por otro lado, puede seleccionar marcos con acabados laqueados o el uso de flotadores que dejan al descubierto los bordes de las obras. Incluso en otras tendencias vanguardistas, se colocan las obras flotando sin ningún tipo de enmarcado expuesto.

Artículos relacionados