Ambiente-Interior-PR-revista-de-arquitectura-Ambietne-y-Color-puerto-rico

Comenzar una etapa distinta en la vida nos lleva a desear rodearnos de nuevos espacios… nuevos ambientes. Buscamos otros estilos, colores, formas… en fin, ambientes placenteros que renueven nuestro ánimo. Así sucedió con este cliente de la diseñadora de interiores Chati Calderón, quien le pidió un cambio en la decoración de su recién estrenado hogar, pues quería que luciera totalmente distinto a su vivienda anterior. ¿Su petición? Que fuera masculino, pero acogedor.

Dejándose llevar por las solicitudes de su cliente, y con una idea clara en mente de cómo materializaras, la diseñadora buscó materiales y piezas modernas, colores neutrales y accesorios llamativos para lograr su cometido.

Desde el recibidor se percibe el ambiente moderno y sofisticado del hogar, sin ser pretencioso. Se destaca sobremanera el hermoso papel de pared, hecho a mano en Indonesia con fibras del tronco del árbol de plátano, amarradas con finos hilos de metal plateados. El papel es totalmente artesanal y tiene un patrón irregular, por lo que también se instaló en paneles de forma irregular.

Aquí se utilizó un mueble flotante de madera y sobre este se ubicaron accesorios de cristal y plateados de Ananda. En esta área el color de acento seleccionado fue el azul aqua, que continúa hacia la sala y el comedor.

Antes de pasar al comedor se encuentra una mesita pequeña y dos butacas grandes con elaboradas telas en distintos patrones y texturas. Hay una alfombra de área de Kamel y sobre la mesita, una planta artificial que distribuye la diseñadora. En la pared destaca una obra realizada con piezas de cerámica tejidas para formar un tapiz, de la artista Yelin Vivoni. “Esta es una especie de antesala a lo que se encontrará más adelante en el salón familiar (family room). La ambientación y el toque de color fluyen desde aquí hasta el family, donde está la vida y mayor actividad de la casa”, explicó la diseñadora a Ambiente y Color.

Luego sigue el comedor formal con seis sillas a los lados y dos sillas de cabecera tapizadas en tela contrastante (siguiendo la gama de color del recibidor), para crear una interesante combinación de líneas y maderas. Sobre este destaca la espectacular lámpara de cristal y metal con ocho hexágonos formados por cubitos de cristal en un marco de metal. Sin duda, una pieza de conversación.

En la pared de fondo sobresale la colorida obra de arte del artista Villín Ramos, y sobre la mesa, una enorme hoja de cristal con esferas de cristal de Ananda. “En esta área diseñé una fascia alargada con luces empotradas para enmarcar el comedor y la sala, y así darle personalidad a espacio”, indicó Calderón.

Justo al frente está el comedor informal que cuenta con un mueble de pared blanco al cual la diseñadora le cambió el tope por uno de cuarzo negro. Una vinera pequeña completa el espacio, junto a una mesa de aluminio y cristal con cuatro sillas de acrílico. La pintura y el triciclo son obras de la artista Julia Rivera.

La próxima zona es el salón familiar, lleno de color y comodidad, perfecto para ver televisión o compartir con amigos. Los colores parten de la pintura de Villín Ramos, una de las favoritas del propietario del hogar, y se ven en los cojines, accesorios y la alfombra de área, creación de la diseñadora. “Es un tipo de rompecabezas intercambiable con piezas octagonales de colores que se acomodan como el cliente prefiera. En este caso traje los colores del cuadro. Es una pieza única, divertida y de fácil mantenimiento”, indicó.

Para llegar al segundo piso se usa una escalera de madera con pasamanos de “stainless steel” y cristal. La diseñadora se inspiró en los cristales de la lámpara de cristal ya existente, que parecen tener las burbujas del champán, para incorporar un papel decorativo en la pared de fondo. “Ya que había madera oscura en el piso, quería algo que modernizara el espacio. Este es un papel de tonos grises y tiene un efecto de corcho que se relaciona con el piso y el champán. Parece como un cemento pulido, pero tiene como ‘pedacitos’ de plata”, comentó.

En esta segunda planta está el cuarto de huéspedes que se mantiene en la línea de los colores neutrales. Una cama y dos mesas de noche de Viva Carpets integran el mobiliario.

Finalmente, se encuentra el dormitorio principal que debía ser masculino, pero que la ambientación no se sintiera fría, sino acogedora. “Quería que fuera un remanso de paz; que mi cliente llegara de su trabajo y se sintiera cómodo, relajado”, explicó Calderón.

Para ello seleccionó tonos grises y un toque de colores tierra y beige. Se incorporó un papel decorativo con detalles de mica y textura con pedacitos de madreperla. La cama y las dos mesas de noche se hicieron a la medida.

A ambos lados de la cama hay dos lámparas de porcelana y dos alfombras de área grises de Kamel. El espaldar y el banquito se elaboraron a la medida y cuentan con telas muy finas, ricas y suaves, al igual que el cubrecamas. Un detalle que no pasa inadvertido es el espejo de gran tamaño, hecho también a la medida.

“El espejo, que ubicamos recostado de la pared, tiene una terminación diferente en tonos grises, pero de acabado brilloso”, detalló, añadiendo que la paleta de colores de la habitación está presente en distintos puntos del hogar.

Para contactar a la diseñadora de interiores Chati Calderón, puede llamar al 787-501-4470 o escribir a: chaticalderon@gmail.com

Artículos relacionados