Destino-en-el-mar-ambiente-y-color

Una de las experiencias más maravillosas para un viajero son los viajes en crucero; pero si este es uno de solo 85 cabinas, todo incluido (me refiero a excelentes restaurantes, licores 1A y a todo lo que un turista amante del lujo busca) y una atención que sobrepasa la excelencia, le recomiendo el Tere Moana, de la exclusiva línea Paul Gaugin Cruises®.

A bordo de este hermoso yate podrá adentrarse en destinos como el Caribe, América Latina y el Mediterráneo. En su tercer año de éxito bajo la bandera de Paul Gauguin Cruises®, se especializa en destinos de clima cálido, con un énfasis en la entrega de itinerarios únicos y explorar puertos ocultos a lo largo de estas regiones. El Moana navega el Caribe y América Latina durante los meses de invierno, y Europa a lo largo del resto del año. Dos cruceros transatlánticos clásicos también están disponibles.

Un grupo de periodistas de Puerto Rico fuimos invitados a conocerlo, saliendo desde Panamá. La ruta era originalmente: Panamá, Cartagena, Aruba, Les Saintes, Saint Bart, Saint Marteen y de ahí tomar un avión para regresar a Puerto Rico. Una situación climática nos impidió llegar a Les Saintes, pero eso nos permitió estar más tiempo en Saint Bart y conocerla mejor.

A cada destino que recorrimos le descubrimos su encanto, que se puede resumir diciendo que: este viaje lleva al turista a conocer una muy variada cantidad estilos de vida, marcado por su pasado colonial ya sea español, británico o francés, con paisajes únicos, arquitectura acorde con su influencia histórica, y gastronomía especial inspirada entre las innumerables características del sabor caribeño. De verdad que no hay tiempo para desaprovechar, ya que cada puerto ofrece muy variadas opciones y así mismo lo han pensado para los distintos presupuestos.

A bordo, impacta lo familiar que muy pronto se convierte todo el grupo que viaja. Al ser pequeño, todos terminamos conociéndonos, y en las diversas actividades ya se vive un ambiente familiar. Hay que reconocer que toda la tripulación, prácticamente al segundo día ya te saluda por tu nombre, saben el número de tu cabina y reconocen hasta tus gustos,  trayéndote a la mesa lo que vas a comer o beber antes de que lo pidas.

Una de las cosas más importantes es el chef, quien en todo momento está supervisando a sus cocineros, y sin importar qué tipo de plato sea, mantiene su ojo vigilante para que todo salga espectacular. Su destreza también quedó evidenciada en la multiplicidad de platos y sabores especiales que nos ofrecieron a bordo… Definitivamente, todo un lujo y un punto muy importante a destacar de este barco.

En resumen y sin temor a equivocarme, los invito a que se comuniquen con su agencia de viajes y seleccionen este barco para sus próximas vacaciones. En verdad, ha sido una experiencia única en todos los aspectos que un viajero exigente puede esperar.

Para más detalles sobre itinerarios del Tere Moana o del Paul Gauguin en la Polinesia Francesa, llame a su agente de viajes o a A&A Luxury Vacations al 787-792-1111.

Artículos relacionados