zonacomercial-ayc-agosto2015

destinocolombia-ayc-agosto2015

Nada como el aroma y sabor del café para despertarnos en la mañana o acompañarnos durante una semana de mucho trabajo o una tarde tranquila entre amigos. Es una tradición que va con nosotros a todas partes y se ha convertido en un tiempo preciado.

Por eso en 2006 inauguró Café Cola’o, para brindarles a los boricuas y a los turistas el primer establecimiento de café especializado netamente puertorriqueño. Un lugar pequeño y acogedor donde poder no solo tomarse una deliciosa taza de café, sino también adquirirlo para llevar a su hogar. Allí, en su local en el Viejo San Juan en Puerto Rico, han recibido miles de turistas que vienen a probar y también a aprender sobre el café puertorriqueño.

A unos años de su apertura, los propietarios decidieron contratar a una diseñadora-decoradora profesional para que remodelara el local y así lograr una ambientación cónsona con su producto. Una transformación que llevara a las personas a imaginarse estar en una típica hacienda de café en medio de uno de nuestros campos, pero con un toque rústico moderno a tono con la zona turística en la que está ubicado.

Aunque es local pequeño, se hizo una distribución de espacio adecuada que no solo acomodara a algunas personas sentadas dentro del negocio, sino que diera la sensación de amplitud y limpieza, y a la vez tuviera carácter. El objetivo era evocar una hacienda de café en el campo, con una estética rústica-moderna. Se quiso mantener ese estilo, pero modernizado y atemperada al histórico Viejo San Juan.

Un mural de una hacienda cafetalera, propiedad de la dueña del local y fuente de inspiración para el negocio, es el protagonista del espacio. De ahí se rescataron los colores: el gris, para mantener un tono neutral y para que resaltaran las texturas; el verde “chartreuse” (“chatré”); y el marrón. Estos colores se incorporaron en los diversos materiales como cinc, madera y cemento pulido (gris y con tinte marrón).

Los topes son de cemento pulido, en unas partes gris, y en otras con tinte marrón, rescatando el color del café y para darle un “look” más rústico. Debajo del mostrador (“counter”) principal se ubicaron dos piezas de cinc hechas especialmente para el local por artistas puertorriqueños, con fotos de unos coladores de café antiguos de porcelana color azul, típicos de la Isla.

La iluminación se realizó con “spotlights” y lámparas colgantes de alambre de estilo rústico sobre el mostrador principal.

Dentro del local hay una mesita y una barra mirando hacia afuera, para que el cliente no se sienta encerrado, sino que pueda mirar a la calle. En la parte de afuera hay más mesitas, y se diseñaron unos bancos de madera y acero con ruedas (para poderlos mover con facilidad) y varias jardineras de madera; una adosada a la fachada y otras como parte de los bancos.

La fachada, que es parte de la estructura oficial del AcuaExpreso, se revistió con madera y se colocó un farolito de metal.

La diseñadora-decoradora a cargo de este proyecto fue Karla Colón, CODDI. Si desea contactarla, puede llamarla al teléfono 787-671-0088.

Artículos relacionados