CLIMATICA-Warm-architects-Cereza-ambiente-y-color

El proyecto residencial Cereza20, localizado en la hermosa ciudad de Cancún en México, propone un programa arquitectónico versátil para una pareja adulta. Es por ello que se diseñó de manera tal que la vivienda pueda ser habitada en su totalidad o limitar su uso en un futuro a solamente la primera planta, dependiendo de las condiciones de los usuarios.

El programa que consta de 220 metros cuadrados (2,368 pies cuadrados) en un lote de 216 m2 (2,325 p2), se encuentra rodeado de casas y edificios que limitan las vistas y la entrada de iluminación natural a los espacios. Por esa razón el proyecto propone un patio interior alargado e integrado al interior de la casa. De esta manera no solo se integra la residencia con la naturaleza circundante, sino que brinda la sensación de amplitud y claridad.

En la primera planta, el espacio central de la casa es la doble altura. Este engloba el vestíbulo y la sala, la cual tiene vista al patio interior alargado, limitados por un muro acristalado a través del cual se obtiene iluminación natural, ventilación y se generan espacios de calidad interior/ exterior al abrirlo.

El patio no limita su vocación a una función meramente contemplativa, sino que permite circulaciones a través de este entre la recámara secundaria, el estudio y el área social.

La segunda planta se integra a la doble altura, con el propósito de dotarla de una amplia calidad visual y las cualidades de iluminación y ventilación que ofrece la zona del patio.

El esquema cromático y de materiales utilizado en este proyecto, es propio para una casa en un contexto de ciudad playera, limitándose a los tonos blancos y grises que los materiales de la región aportan.

Parte de la fachada se recubrió con piedra caliza blanca, mientras que en los pisos, el concreto con agregados de Sascab le aporta una tonalidad cálida a este. Además, se escogieron losas de concreto aparente, y la columna y el escalón que sobresale en la escalera de concreto, se realizaron con madera de Zapote. Todo esto en contraste con el gran muro de ladrillo que se logró recuperar de una previa construcción en el lote, que le da un toque distintivo, cálido y elegante al lugar.

Entre los detalles decorativos de la residencia, se destaca la preciosa luminaria tipo “chandelier” negra que agrega personalidad al espacio y puede verse e integrarse desde distintos lugares del hogar. También se perciben en todo momento las líneas simples y elegantes que combinan perfectamente con los elementos arquitectónicos trabajados y los materiales seleccionados.

Este proyecto estuvo a cargo del Arq. Carlos Armando del Castillo, de Warm Architects, a quien puede contactar por medio de su página http://warmarchitects.com/

Artículos relacionados