La naturaleza y su vegetación son elementos fundamentales en nuestras vidas. Los árboles y las plantas forman parte de nuestro entorno, aun en conceptos minimalistas en los cuales las plantas no son parte de los espacios interiores. Estos espacios usualmente abiertos cuentan con grandes ventanales de cristal, ya que buscan integrar visualmente paisajes exteriores con vegetación, como un valor añadido al conjunto de los elementos estéticos y funcionales del diseño de interiores. Los paisajes exteriores brindan un efecto muy positivo a nuestro hábitat y a los sentidos cuando los incluimos en nuestro entorno. Tanto las plantas naturales como la iluminación solar nos proporcionan el toque de energía y vida que complementa nuestra propia naturaleza humana.

Para la integración de plantas naturales en los interiores, es importante que los espacios dispongan de una iluminación adecuada. Los tragaluces pueden ser una buena alternativa como complemento eficaz para un buen arreglo de plantas en interiores. Si el diseño de la vivienda u oficina dispone de las facilidades para elaborar un área con plantas, es conveniente considerar un sistema de riego que facilite su mantenimiento.

Al momento de decidir qué plantas seleccionar debe orientarse acerca de sus características, y la resistencia a los interiores y la falta de exposición solar que tolera cada una. Las plantas adaptables a los interiores, a diferencia de las localizadas en exteriores, por lo general se riegan con menos frecuencia (aunque siempre existen excepciones). Por tal razón los profesionales en plantas son la mejor opción para orientarse sobre el comportamiento de estas. Las luminarias diseñadas para las plantas se aplican de acuerdo con las necesidades de cada una, lo que con frecuencia incluye sistemas de control de tiempo e iluminación para evitar la sobreexposición de luz que pudiera afectarlas.

Las fuentes de agua son un buen complemento para las composiciones de plantas, tanto en exteriores como en interiores. Estas son un excelente relajante natural, pues
el sonido de la caída de agua ayuda a aliviar tensiones cotidianas y le añade frescura al ambiente. Hay que tener presente que las plantas que se coloquen alrededor de una fuente sean resistentes a la humedad constante, para evitar que el exceso de esta las afecte.

Por otro lado, las plantas en patios exteriores pueden complementarse con luces led. Algunas incluyen pequeñas placas solares, y cada día surgen nuevos modelos en las tiendas y suplidores de lámparas. De hecho, iluminar el jardín interior o exterior aportará un efecto atractivo e interesante durante la noche.

Finalmente, al realizar una composición de plantas, es recomendable combinar plantas con diferentes tonos y tipos de follaje para lograr contrastes entre estas, y así lograr que cada una se distinga individualmente, lo que añade interés visual al ambiente. Para los puntos focales en jardines exteriores, es recomendable integrar plantas con flores de colores vivos, lo que aportará drama a la composición total del jardín.

Artículos relacionados