photekt_kda-ucla_7710El concepto de casa pequeña (“tiny house”) está muy en boga. Sin duda, es parte de la búsqueda de viviendas eficientes que permitan menos gasto y acumulación, además de liberar el tiempo que requiere su mantenimiento y minimizar la inversión financiera para lograr un estilo de vida más holgado.

Los Ángeles es una de las zonas que necesita mucha vivienda en el menor espacio posible. Con esto en mente, los estudiantes y la facultad de CityLAB de la Universidad de California en esa ciudad, colaboraron con el arquitecto y profesor Kevin Daly en la creación del prototipo BI(h)OME. El CityLAB es el “think tank” del Departamento de Arquitectura y Urbanismo de UCLA, donde se exploran asuntos relacionados a urbanismo, sustentabilidad e infraestructura.

BI(h)OME, que surgió a raíz del Sustainable Los Angeles Grand Challenge y debutó en el Broad Art Center de UCLA, es una cabaña ultramoderna y liviana de bajo costo y bajo impacto que podría servir para albergar a algún envejeciente, un hijo que regresa de la universidad o como casa de alquiler.

La estructura de esta vivienda de demostración, más pequeña que un garaje doble, tiene un armazón de tubos de acero y un muro de madera. El exterior está revestido de una “piel” sólida y ligera compuesta de dos capas translúcidas de un tipo de plástico. El intercalado entre las capas tipo panal está hecho con cilindros de papel. Cuenta con espacio para tener sala, comedor, cocina, dormitorio y baño. Además, tiene un sistema para las aguas usadas no contaminadas y podría incluir células fotovoltaicas en su “piel”.

Su impacto ambiental durante su ciclo de vida es entre 10 a 100 veces menos que una casa auxiliar convencional. De hecho, solo pesa 8 libras por pie cuadrado. Para instalarla, se monta en una base de cilindros con postes que se atornillan al terreno. El agua se suministra a través de una manguera y como el inodoro es de compostaje, no requiere conexión de alcantarillado.

BI(h)OME, que estuvo expuesta un par de meses el año pasado, no tiene que ser una compra permanente ya que podría adquirirse por arrendamiento (“lease”). La meta principal es promover la vida con menos espacio, menos luz y menos agua.

Artículos relacionados